Nuevo certificado de eficiencia energética en España

En el año 2013 entro en vigor en España el Real Decreto 235/2013 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética en los edificios.
Si entramos a analizar este Real Decreto podemos observar que establece la obligación de que los compradores o los usuarios de los edificios dispongan de un certificado de eficiencia energética.

Ahora bien, ¿Qué es un certificado de eficiencia energética?

El certificado deberá dar una información veraz y objetiva sobre, como su propio nombre indica, la eficiencia energética de un edificio. Por otro lado, deberá reunir los requisitos mínimos de eficiencia energética para de esta forma poder comparar la eficiencia energética de un edificio con otros, de cara a una posible compra.
Para la calificación de la eficiencia energética debe de seguirse un procedimiento básico y cumplirse una serie de condiciones administrativas, por ejemplo, en el caso de los edificios de carácter público se establecen una serie de condiciones muy precisas que deben de cumplirse sin excepciones.

Entrando en materia… ¿Cuándo es necesario el Certificado de Eficiencia energética?

Si entramos a analizar este Real Decreto deja muy claro que será necesario cuando se construyan, vendan o alquilen edificios o unidades de los mismos. En estos supuestos debe de mostrarse el propio certificado o una copia del mismo a los compradores o arrendatarios y deberá entregarse a los mismos en ese acto.
Existen una serie de procedimientos para la certificación de la eficiencia energética, el instituto de la diversificación y ahorro de la energía (IDAE) se ha encargado de poner a disposición de los usuarios en su web una serie de programas informáticos que se encargan de la calificación de esta eficiencia energética. Además, se imparten una serie de cursos para los técnicos certificadores sobre el uso y la utilización de dichos programas informáticos.

certificado energético españa

¿Cuáles son los edificios a los que se va aplicar este Real Decreto 235/2013?

– Los edificios de nueva construcción.
– Los edificios o partes de los mismos en los que haya una superficie superior total a 250 metros cuadrados ocupada por un organismo o autoridad pública y que, además, sean muy frecuentados por los ciudadanos o usuarios.
– Los edificios o partes de los mismos que sean objeto de venta o de alquiler a un nuevo propietario o arrendatario en aquellos supuestos en los cuales no se disponga de un certificado de eficiencia energética en vigor.

¿Cuáles son los edificios que se excluyen de la aplicación del Real Decreto 235/2013?

Como en todo, siempre hay una serie de exclusiones a las cuales no les será de aplicación la normativa referida, estas exclusiones son las siguientes:
Los edificios y los monumentos que son objeto de protección oficial bien por su antigüedad o por su valor histórico o arquitectónico.
Los edificios o partes de los mismos que son usados para el culto o para todas aquellas actividades que tienen un origen en la religión, como por ejemplo las iglesias.
– Aquellas construcciones que tienen un carácter provisional.
Los edificios industriales, los destinados a la defensa o a la agricultura o aquellas partes de los mismos que están destinadas a este tipo de actividades.
– Los edificios o partes de los mismos que tengan una superficie total inferior a los 50 metros cuadrados.
– Aquellos edificios que se compren bien para realizar grandes reformas o bien para su demolición.
Edificios o partes de los mismos que no sean usados por un tiempo superior a los 4 meses anuales y en los cuales exista un consumo de energía inferior al 25% de la que se usaría si se habitará durante todo el año. Cabe decir que en estos casos el propietario debe de hacer una declaración responsable sobre la veracidad de los hechos.

¿Quiénes son los que deben encargarse de la tramitación de los certificados de eficiencia energética?

Son varios los supuestos, aunque lo normal es que sea el promotor o el propietario del edificio el que se encargue de la certificación de eficiencia energética, así como el deber de la conservación del mismo.

certificado energetico

¿Qué pasa con los técnicos competentes?

Los técnicos son los encargados de realizar todas aquellas comprobaciones o pruebas que estimen convenientes para expedir el certificado de eficiencia energética. Una vez expedido se lo facilitaran al promotor o al propietario de la vivienda o edificio que está siendo objeto de estudio.
La validez de estos certificados es de 10 años, una vez pasados el propietario del edificio deberá proceder a la renovación del mismo.

¿Qué son las etiquetas energéticas?

Son las encargadas de indicar cuál es el nivel de eficiencia energética que tiene un edificio o una unidad del mismo. Las etiquetas van desde la clase A hasta la clase G, siendo la A la más eficiente y por lo tanto la G la menos eficiente.
Debido a esta normativa, hoy en día, cuando queramos vender o alquilar una vivienda deberemos incluir entre sus características cual es la calificación energética que se ha dado a la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *